domingo, 4 de diciembre de 2016

Bolívar aplasta a Nacional en Potosí  

Bolívar no afloja en su camino al título del Torneo Apertura. La Academia dio cuenta ayer de Nacional Potosí (1-4) en el Víctor Agustín Ugarte, de la Villa Imperial. Por esta vez, los paceños cambiaron la celeste por la verde en honor al Chapecoense.


Los goles del equipo paceño llegaron gracias a un doblete de Juan Miguel Callejón (21’ y 53’), Leonel Morales (69’) y Juan Eduardo Fierro (86’). Descontó de manera transitoria para Nacional Grober Cuéllar (62’).

Los de Beñat San José fueron superiores de principio a fin ante un equipo que no tuvo claridad para generar juego. Algunos chispazos de Darwin Peña no fueron suficientes para tumbar al puntero, que cosechó su undécima victoria. Es líder del campeonato con 42 puntos.

El primero de Callejón llegó tras una gran falla del Juan Carlos Robles. En la jugada, el balón superó al arquero, que salió desesperado, luego de dar el bote en el piso. El ibérico puso el 1-0 con el arco vacío, a los 21 minutos de juego.

El local tuvo su mejor momento al cierre del primer periodo con Bruno Pascua. El español sacó un cabezazo con destino de gol pero encontró una excelente respuesta de Zamora, que con la punta de los dedos la mandó al córner. Un minuto después, Cristián Alessandrini estrelló el balón en el parante del arco celeste.

Pero como en el fútbol el que no los hace los recibe. Callejón en un letal contragolpe puso el 2-0 (55’). El ibérico pisó el área rival, se sacó la marca de Dino Huallpa para definir de derecha al fondo del arco de Robles.

Nacional reaccionó a los 62 minutos. Grober Cuéllar descontó de tiro libre desde fuera del área. El atacante remató al ras del piso para vencer a Zamora, de floja reacción. Dio la impresión de que se pudo venir el empate, pero los potosinos no pudieron ante la Academia, que asimiló el golpe de inmediato. Siete minutos después, Morales puso el 1-3. El yungueño venció de derecha a Robles tras pase de Juan Carlos Arce.

Con el partido ya definido, Fierro puso el 1-4 definitivo a los 85’. El cruceño se zambulló de cabeza tras un centro de Jorge Flores.