lunes, 26 de septiembre de 2016

Una lesión de Romel Quiñónez en la rodilla derecha preocupa en Bolívar

El arquero de Bolívar Romel Quiñónez es baja casi segura para el partido del miércoles frente a Real Potosí en la Villa Imperial, por el torneo Apertura de la Liga, pero hay el temor de que la lesión que sufre sea más grave y quede apartado por más tiempo de las canchas.


Para el miércoles, la Academia, líder del torneo, no podrá contar con dos de sus atacantes, Gastón Cellerino y Juan Eduardo Fierro, expulsados el sábado en Yacuiba, donde acabó con nueve hombres y a pesar de ello obtuvo una valiosa victoria sobre Petrolero (0-1).

Aunque Quiñónez terminó jugando ese encuentro, lo hizo con la rodilla derecha lesionada y está previsto que el lunes sea sometido a exámenes médicos para determinar la gravedad.

"Romel tiene una molestia en la rodilla, vamos a ver cómo evoluciona y las pruebas pertinentes. Mañana podremos decir algo más concreto", fue la única declaración al respecto a cargo del director técnico, el español Beñat San José.

Pero eran evidentes los rostros de preocupación ante la posibilidad de que se trate de "algo grave", llegó a decir un dirigente celeste.

Justamente por la lesión, Quiñónez no estuvo presente en la sesión del domingo llevada a cabo en Tembladerani.
Hay el temor de que esté comprometido el ligamento cruzado. Si en el peor de los casos fuera eso, Quiñónez incluso podría necesitar una intervención quirúrgica y una recuperación de varios meses.
Según lo que revelen los exámenes se sabrá también si el golero celeste podrá o no ser tomado en cuenta en la selección nacional para la doble jornada de eliminatorias mundialistas que se jugará en octubre, frente a Brasil en Natal y Ecuador en La Paz.