miércoles, 29 de junio de 2016

Lionel Messi: Se acabó la selección para mí, ya está

A diferencia de la final contra Chile en la Copa América 2015, esta vez Lionel Messi salió del vestuario y encaró los micrófonos con la cabeza erguida pero la mirada perdida. Le preguntaron si ya tenía la cabeza en las Eliminatorias o en Rusia, pero su respuesta sorprendió al mundo: "Ya está, se terminó para mi la selección. Son cuatro finales. No es para mí. Lamentablemente lo busqué, era lo que más deseaba, no se me dio".


 Si bien la decisión fue tomada con toda la angustia por haber perdido nuevamente una final, el cansancio de acumular tantas frustraciones lo hartó y ahora la Argentina entra en un caos inédito que como peor final hasta podría desencadenar su desafiliación de la FIFA por los problemas institucionales de la AFA. En caso de que se estabilice la cuestión política, de todos modos es impensado imaginarse a la Selección Argentina sin Messi.

"En el vestuario pensé que la selección no es para mí. Ya son 4 finales que no puedo ganar. Lo busqué, era lo que deseaba. No se dio, pero creo que ya está". Se terminó la selección para mí", sentenció Messi. Él se refirió a las derrotas en la Copa América 2007 ante Brasil, la Copa del Mundo 2014 ante Alemania, y las versiones 2015 y 2016 de la Copa América ante Chile.

Las 4 Finales perdidas
Para los argentinos, no hay explicación ni consuelo posible. Desde 1993 la selección blanquiceleste no gana algo que importe. 7 finales jugadas y ninguna victoriosa.

La primera final que Messi jugó con la Selección fue en la Copa América 2007. El equipo que dirigía Alfio "Coco" Basile perdió 3 a 0 ante Brasil y se quedó con las manos vacías en Venezuela.

En el 2014 sufrió el golpe más duro luego de perder la final de la Copa del Mundo en Brasil. Argentina, dirigida por Alejandro Sabella, llegó al último partido luego de 24 años sin poder alcanzar el duelo determinante de un Mundial. Mario Götze, uno de los delanteros de la Selección alemana que obtuvo el título, marcó el único gol del partido en el segundo tiempo suplementario.

Finalmente en dos años pierde la Copa América contra el mismo rival, Chile logra arrevatarle mediante la vía de penales tanto en la edición 2015 como locales y en Estados Unidos en su versión especial 2016.