viernes, 6 de mayo de 2016

Bolívar alarga su mala racha

Cinco minutos fueron suficientes para que Petrolero apabulle a Bolívar por 4-1 en Yacuiba. Los chaqueños, a base de amor propio y buen juego lograron sellar un triunfo contundente y extendieron a 60 días la mala racha de un equipo sin alma, que se olvidó el sabor de la victoria.


El triunfo se consolidó en la segunda parte, luego de que en la primera etapa la diferencia la marcó el conjunto paceño, que una vez más mostró que es un equipo de un solo tiempo.

En el inicio, los celestes dominaron el juego, se apoderaron del balón y lo escondieron, lo que rindió frutos durante los primeros 25 minutos.

Los locales tenían la necesidad de sumar de a tres para escapar de la zona del descenso, por ello se lanzaron al ataque con Luis Hurtado, Jeison Quiñones y Carmelo Algarañaz.

Sin embargo, Bolívar fue el que golpeó primero. A los cuatro minutos Rudy Cardozo salió por la derecha, jugó con Juan Carlos Arce, que la peleó ante el arquero Iván Brun, ganó el celeste, lanzó el centro para que William Ferreira anote el 1-0.

Desde ese momento los paceños se adueñaron del terreno. Juan Miguel Callejón, Damir Miranda, Leonel Justiniano y Cardozo mostraron una buena faceta, pero faltó contundencia, ya que se llegó con balón dominado sólo hasta el borde del área. No había quien filtre el balón para buscar el gol.

Ese dominio académico terminó a los 25 minutos. Luego la Academia dejó crecer al rival que basado en centros trató de hacer daño, intentó sorprender a los zagueros, quienes tuvieron que reventar la pelota.

El empate llegó en la recta final del primer tiempo por un error de Rómel Quiñónez. Un balonazo profundo desde la zona chaqueña el golero quiso dominarla con los pies, la redonda le picó y la recibió el colombiano Quiñones, quien batió al portero paceño.

La igualdad le cayó mal al equipo visitante, que tuvo dubitaciones y en el cierre de la etapa estuvo cerca de ver caer su puerta por segunda vez, pero Hurtado no estuvo fino a la hora de anotar.

El segundo tiempo fue diferente. Una vez más afloraron los errores de la Academia, que se vio encajonada desde el inicio. A los 46' Quiñónez tuvo una gran tapada tras un cabezazo de Quiñones, dos minutos después otra vez el golero celeste tuvo que extremar recursos para salvar su pórtico.

Los locales fueron superiores, ante un equipo académico sin alma, cuyos jugadores mostraron displicencia en varios pasajes del partido.

La goleada se consolidó en la recta final del encuentro. Comenzó a los 81', luego de otro error garrafal del Quiñónez, quien tras un pelotazo de Jaime Robles salió mal, Rivero recibió el balón y tiró el centro para el más bajito del equipo, Méndez, quien de cabeza puso el 2-1.

A los 83' otro error en la defensa, esta vez Cabrera falló en el despeje, le cubrió las espaldas Capdevila, que se vio superado por Alagarañaz, que puso el 3-1.

La goleada se cerró a los 86' en un contragolpe. Méndez metió un pase profundo para Enzo Maidana, quien reaparecía tras una lesión y con velocidad vació a la defensa celeste y marcó solo ante el arquero Quiñónez.

El 4-1 ratificó el mal momento de los académicos, que dejaron escapar la posibilidad de llegar a la Libertadores 2017.