miércoles, 6 de abril de 2016

Bolívar peleará en la Copa, pero el objetivo es la Liga

El técnico Ruben Insua anunció que Bolívar "luchará todos los partidos a muerte" en la Copa Libertadores, a ver hasta dónde llega; sin embargo, dio a entender que su objetivo primordial es ganar un título boliviano este año porque para eso fue contratado.

"Le tengo fe a mi equipo para estos tres partidos de la Copa, quiero que el plantel corra, que luche, muestre carácter y fútbol. Intentaremos manejar la pelota y apretar arriba", dijo en alusión al cotejo de mañana (18.30) en Buenos Aires frente a Boca, por la cuarta jornada del Grupo 3 de ese torneo internacional.

En la Libertadores, la Academia marcha en segundo lugar en su llave, con cuatro puntos, detrás del argentino Racing Club, que tiene cinco. En tercer puesto está Boca, con tres y cierra las posiciones el colombiano Deportivo Cali, con dos. El equipo de Insua perdió terreno al haber empatado en La Paz con su rival de mañana. Ahora, para recuperarlo debe puntuar afuera, de lo contrario su eliminación será inminente.

"A mí el señor Marcelo Claure (presidente de BAISA SRL, la empresa que administra al club) me contrató para que Bolívar sea campeón en 2016 y yo voy a hacer todo lo que sea necesario para conseguir ese objetivo", declaró el lunes, tras la última práctica celeste en La Paz.

La delegación bolivarista viajó ayer a Buenos Aires. Primero fue a Santa Cruz y de ahí siguió a la capital argentina.  "Bolívar tiene que pelear todos los partidos a muerte y después veremos si nos alcanza, vamos a ver, queda mucho por delante", agregó el DT, en alusión a que falta por jugar las tres jornadas de la segunda rueda.

"También hay que ver qué pasa con los rivales, pues se tienen que cruzar entre ellos. Veremos si vamos a tener la posibilidad de pelear la clasificación a la próxima fase, hay mucho camino por delante en un grupo complicado que nos tocó".

Desde su punto de vista, si la Academia "corre, juega a la altura de las circunstancias, lucha y muestra carácter y fútbol, posiblemente podamos conseguir un buen resultado". Consciente al mismo tiempo de que una derrota en Buenos Aires puede poner a Bolívar al borde del precipicio en la Libertadores, hizo notar que en la Liga a su equipo le falta jugar toda una rueda para buscar el objetivo para el cual —según dijo— fue contratado.

Incluso enfatizó que el plantel tiene aún mucho por mejorar y lo irá haciendo en la medida que transcurran las fechas. "Falta todavía, esto (lo que juega) no es ni por asomo lo que yo pretendo, pero en tres meses (desde que llegó a la dirección técnica) hemos progresado, nos falta muchísimo".

Igual se declaró "contento con el rendimiento del plantel, pero no conforme porque conozco las cosas buenas que tiene y tengo que ser un tanto inteligente para darme cuenta de cuáles son nuestras limitaciones. Debemos mejorar la definición y aprender a mantener el arco en cero".

En la Liga, Bolívar ocupa el tercer lugar con 16 puntos. Delante están Wilstermann, con 21, y Petrolero, con 18. Inmediatamente detrás de la Academia aparece The Strongest, con 15. Pero los dos equipos de La Paz han jugado cada uno 11 veces, una más que los otros que están en la cabecera. Al volver de Argentina, el equipo jugará contra San José en La Paz, antes de viajar de nuevo la próxima semana a Colombia para visitar al Deportivo Cali.

En Boca habrá tres novedades

El rival

Los zagueros Gino Peruzzi y Frank Fabra y el volante Nicolás Lodeiro se perfilan para ser las novedades de Boca Juniors para el partido de mañana contra Bolívar, por la cuarta fecha del Grupo 3 de la Copa Libertadores, según el trabajo vespertino que cumplió ayer el plantel.

Equipo

El DT Guillermo Barros Schelotto completó el equipo con: Agustín Orión; Daniel Díaz, Juan Manuel Insaurralde; Fernando Gago, Andrés Cubas; Christian Pavón, Carlos Tévez y Federico Carrizo.

Bienvenida

Decenas de residentes bolivianos en Buenos Aires, la mayoría hinchas de Bolívar, asistieron ayer al aeropuerto de Ezeiza para recibir a la delegación académica. Los jugadores aceptaron firmar autógrafos y tomarse fotografías con los seguidores.

Insua define si pone a Eguino y Borghello

Un par de dudas, una en la defensa y otra en el ataque, tiene aún el técnico de Bolívar, Ruben Insua, para definir el equipo que mañana jugará contra Boca Juniors por la cuarta jornada del Grupo 3 de la Copa Libertadores de América. El lunes, en la última sesión de fútbol en La Paz antes de viajar a Buenos Aires, el DT probó un equipo que ratificará o le insertará algún cambio hoy, en la sesión en la capital argentina.

Insua esperará al zaguero Ronald Eguino, quien se recupera tras haber sufrido un corte en una pierna que obligó a aplicarle una sutura. Si se repone, probablemente ingrese en vez de Edemir Rodríguez. Asimismo, está entre poner en ofensiva a Gastón Cellerino —con quien trabajó en La Paz, aunque tiene un esguince— o echar mano de Iván Borghello.

No parece que haya otras dudas. El resto del equipo sería con: Romel Quiñónez, en el arco; los zagueros para completar la línea de tres, Nelson Cabrera y Facundo Cardozo; los laterales, Erwin Saavedra y José Luis Sánchez Capdevila; dos volantes de contención, Damir Miranda y Wálter Flores; y tanto Juan Miguel Callejón como Juan Carlos Arce, de mitad de cancha para adelante.

La delegación académica aterrizó ayer en Ezeiza con dos horas de demora, debido a que no pudo partir puntual de Santa Cruz por el mal tiempo.  Para hoy está previsto el último entrenamiento, que se realizará esta tarde en el estadio Nuevo Gasómetro de San Lorenzo.

Celestes confían en sus armas

'Tenemos lo nuestro': Ronald Eguino, zaguero

"La idea es hacer historia y por qué no pensar en lograr un buen resultado. Boca es un adversario difícil, más como dueño de casa, pero nosotros tenemos lo nuestro".

'Pocas veces se juega con Boca': Damir Miranda, volante

"Es ese tipo de partidos que te motivan en todo aspecto, porque con rivales como Boca muy pocas ocasiones tenemos opción de jugar, así que en lo personal estoy motivado".

'Conocemos su forma de jugar': Juan Carlos Arce, delantero

"La idea es clara: tratar de sumar ante un rival complicado. Hemos trabajado corrigiendo nuestros errores, hemos observado al rival, conocemos su forma de jugar en casa".