miércoles, 9 de marzo de 2016

La Academia voltea taquilla

El partido de mañana por Copa Libertadores entre Bolívar y Boca Juniors de Argentina, acaparó la expectativa de la gente paceña, que ayer en menos de ocho horas de venta de entradas dejó la boleterías vacías.

La venta de boletos tuvo dos etapas, la primera fue por Internet, en esta fase que duró alrededor de 5 días se vendieron al rededor de 10.000 localidades en los distintos sectores y se terminaron los cupos de butaca.



La segunda etapa comenzó ayer, en la que se pusieron a la venta 6.400 entradas, las sobrantes de la primera venta, al finalizar la tarde fueron vendidas todas estas, tanto en el estadio Simón Bolívar de Tembladerani como en las boleterías del principal escenario de la sede de gobierno.

En cuanto al monto económico, el ejecutivo de Baisa, Pablo Suárez, afirmó que la recaudación llegará a más de 400.000 dolares por la venta de los 26.500 boletos, uno de los mayores ingresos por concepto de entradas, que tuvo el club durante la gestión de la empresa que administra las finanzas de los celestes.

La mayor recaudación de la era Baisa fue en la semifinal del 2014 ante San Lorenzo, donde se recaudó casi medio millón de dolares, "pese a que las entradas fueron más económicas, existía la mitad de abonado que hay este año", afirmó.

Sacar ventaja

El delantero español del Bolívar Juan Miguel Callejón reconoció ayer que su equipo tiene la ventaja de la altitud de La Paz y debe aprovecharla ante el Boca Juniors mañana en el choque por el grupo 3 de la Copa Libertadores de América.

"Yo lo vengo diciendo a los compañeros e incluso cuando hablo con la familia, que los equipos del llano la última vez que han venido a La Paz han jugado mejor porque se aclimatan mejor, saben a qué jugar. Nosotros tuvimos la ventaja de la altura y tenemos que aprovecharla. Eso hay que aprovecharlo", declaró Callejón.

"Juanmi" Callejón, hermano del exmadridista y punta del Nápoles italiano José Callejón, cree que en el estadio de La Paz, situado a 3.600 metros sobre el nivel del mar, Boca jugará a defenderse, a dar contragolpes y buscará aprovechar las jugadas con balones parados.



RIVAL DE BOLÍVAR

Boca Juniors entrena con balones de vóley

Olé.com

"En la altura la pelota no dobla". La frase fue patentada por Daniel Passarella, por entonces técnico de la selección argentina, después de una derrota contra Ecuador en Quito. Más allá de la ocurrencia para desviar el foco de atención, no es ningún misterio que, a la hora de jugar a varios metros sobre el nivel del mar, a los argentinos no sólo les complica el tema de la respiración, sino los extraños efectos que el balón toma en dichas circunstancias.

Teniendo eso en cuenta, antes de viajar a los (incluso más altos) 3.600 metros de La Paz para enfrentar a Bolívar, el cuerpo técnico de Boca se anticipó y puso en práctica un método de entrenamiento muy particular. "Practicamos con las de vóley por el peso de la pelota que se usa en la Copa y la movilidad en el aire que tienen en la altura. Este trabajo es simplemente porque jugamos allá. Las pelotas están infladas como las de fútbol", explicó Juan José Romero, entrenador de arqueros xeneize.

Romero contó cómo conoció esta modalidad de trabajo: "En una ocasión me tocó viajar a La Paz con la selección y en la semana previa al partido, nuestro entrenador de arqueros nos trajo pelotas de vóley para practicar. No es ningún misterio, pero a uno le queda en la cabeza todo lo que laburó siendo jugador y por eso los arqueros trabajaron de esa manera".

A pesar de la seguidilla de partidos, el DT Guillermo Barros Schelotto avisó que no modificará ni el esquema ni la manera de juego y lo ratificó en la práctica de ayer, en la que armó un trabajo táctico de fútbol reducido sin arqueros, con un 11 que presentó cinco cambios con respecto al que empató con River Plate.

En el lateral derecho reapareció Peruzzi, quien había estado marginado por lesión. Junto al Cata Díaz se movió Tobio (Silva sigue de 3) y, en la mitad de la cancha, quienes rodearon a Gago fueron Meli y Colazo, los dos que ingresaron desde el banco en el Súper. A esta línea se le sumó Pachi Carrizo y, más adelante, Tevez junto a Palacios. Sumando a Orion.