martes, 19 de enero de 2016

Bolívar quiere cambiar estructuras del fútbol

"No sé si tendré el apoyo de la Liga y las asociaciones, pero yo voy a presentar lo mío (un proyecto) y vamos a ver qué piensa la gente, si está detrás de proyectos o de personas que garantizan un cambio", afirmó ayer Guido Loayza, presidente del club Bolívar, quien terciará en las elecciones por la presidencia de la FBF.

Loayza confirmó ayer que no era candidato a volver a la Federación Boliviana de Fútbol, pero señaló que se quedó en buscar un solo candidato y el consenso del caso, pero "al día siguiente ( de ese pedido), algunos clubes comenzaron a enviar cartas, buscando la postergación de la reunión del 22 de enero, entonces nos vimos obligados a presentar un proyecto, tomando en cuenta que Bolívar tiene sus proyectos".

Bajo ese punto de vista, Loayza agregó de que "tenemos un proyecto que lo deseábamos discutir en el seno de la Liga, en lugar que tener que contarlo con la gente, pero hay personas que no quieren eso, hablan de candidaturas, postulaciones, más que el trabajo serio".

En este sentido, recalcó de que "Bolívar tiene su proyecto y nosotros vamos a trabajar en eso, esperemos que hagamos todo lo que queremos porque el fútbol mundial está en un cambio trascendente, nos es un cambio de nombres, es un cambio de estructuras, de filosofías y eso es lo que tenemos que buscar".

Agregó que hoy "los dirigentes del fútbol están cuestionados por casos de corrupción enorme que ha aparecido en el fútbol, de manera que hay que poner los candados y controles para que el dirigente no sólo sea honrado, demuestre eso y tenga los controles para eso".

Loayza acotó que "Bolívar quiere cambiar las estructuras del fútbol, tenemos un programa, un plan, que muestra cómo vamos a cambiar las estructuras y que vamos a romper con todas las dicotomías que se presentan en el fútbol profesional con el fútbol amateur, la dicotomía del fútbol internacional con el nacional, la dicotomía de jugadores con clubes, el tema del fair play económico, que no ocurra las cosas que ocurren hoy, nadie tiene que robar ni dejar que nadie robe".

Explicó que no hubo dirigentes que lo apoyaron para volver, "simplemente fue una iniciativa interna de Bolívar, lo hemos charlado con Marcelo Claure y el directorio de Bolívar ha decidido que vayamos a la pelea".

En torno al reto, dijo que "va a ser duro en un tiempo corto, esta no va a ser una gestión de cuatro años, sino en el mejor de los casos de dos años, de manera que hay que trabajar mucho, hacer ese cambio que permita ser esa plataforma de lanzamiento para el fútbol boliviano de aquí en más, que nos permita crecer sin solución de continuidad".